La mirada de los otros posiblemente también sea la mía.

29.5.07

perfección

Mi hija se acercó a mí y me planteó una pregunta interesante:
-Papá, ¿cómo es que las cosas se lían con tanta facilidad?
-¿Qué quieres decir con eso de «liar», cariño?
-Ya sabes, papá, cuando las cosas no son perfectas. Mira como está mi mesa ahora, llena de cosas. Está desordenada. Y, sin embargo, anoche, trabajé duro para que estuviera perfecta. Pero las cosas no permanecen así por mucho tiempo. ¡Se lían con tanta facilidad!
-Muéstrame cómo son las cosas cuando son perfectas- le pedí a mi hija.
Ella respondió moviendo todo lo que había sobre su estantería, colocándolo en posiciones individualmente asignadas. Una vez que hubo terminado, dijo:
-Ahí lo tienes, papá; ahora está todo perfecto. Pero no permanecerá de ese modo.
-¿Y si muevo quince centímetros tu caja de pinturas hacia este lado? –le pregunté- ¿Qué sucede en este caso?
-No papá, ahora ya está liado- contestó ella. De todos modos, la caja tendría que estar recta, y no inclinada como tú la has puesto.
-¿Y si muevo el lápiz desde el lugar donde lo has dejado hasta el siguiente?
-Ahora vuelve a estar desordenado -dijo ella.
-¿Y si el libro estuviera parcialmente abierto? Seguí preguntando.
-¡Eso también estaría desordenado!
-Cariño- dije regresando junto a mi hija-, no es que las cosas se desordenan con facilidad. Lo que sucede es que tú tienes muchas formas de que las cosas se líen, y solamente una para que sean perfectas.

(encontrado en internet, desconozco el autor)

24.5.07

relajarse


"Trata de caminar lentamente y te sorprenderás: una nueva percepción empieza a manifestarse en el cuerpo. Come despacio y te sorprenderàs de sentir una profunda relajación.

Haz todo lentamente, simplemente para cambiar los viejos hábitos, para salirte de los viejos hábitos.

Primero tiene que relajarse e cuerpo totalmente, como el de un niño pequeño; entonces puedes empezar con la mente. Progresa científicamente: primero lo más simple, luego lo complejo y finalmente lo más complejo.

Sólo entonces puedes relajarte en el último centro..."

Osho "De la medicación a la meditación"

12.5.07

cuando el viento sopla

Hace algunos años un hacendado poseía tierras a lo largo del litoral del Sur del Atlántico. Constantemente anunciaba estar precisando empleados.
La mayoría de las personas estaban poco dispuestas a trabajar en campos a lo largo del Atlántico.
Temían las horribles tempestades que barrían aquella región, haciendo estragos en las construcciones y las plantaciones.
Buscando nuevos empleados, recibió muchos rechazos.
Finalmente, un hombre bajo, delgado y de mediana edad se le aproximó.- ¿Usted es un buen labrador? Le preguntó el hacendado.- Bueno, yo puedo dormir cuando el viento sopla, le respondió el hombrecito.
Bastante confuso con la respuesta, el hacendado, bastante desesperado por ayuda, decidió emplearlo.
Este pequeño hombre trabajó bien en todo el campo, manteniendose ocupado desde el amanecer hasta el anochecer cada dia.
Y el hacendado estaba muy satisfecho con su trabajo.
Pero una noche, el viento sopló ruidosamente.
El hacendado saltó de la cama, agarró una lámpara y corrió hasta el alojamiento del empleado. Sacudió al pequeño hombre y le gritó:- ¡Levántate! Una tempestad está llegando! Amarra las cosas antes que sean arrastradas!El hombre pequeño se dio vueta en la cama y le dijo firmemente,- No señor. Yo ya le dije que puedo dormir cuando el viento sopla.
Enfurecido por la respuesta, el hacendado estuvo tentado a despedirlo inmediatamente.
En vez de eso, se apresuró a salir y preparar el terreno para la tempestad. Del empleado se ocuparía después.
Pero, para su asombro, encontró que todo el heno había sido cubierto con lonas firmemente atadas al suelo.
as vacas y los pollos estaban bien protegidos en el granero y todas las puertas muy bien cerradas.
as ventanas estaban igualmente cerradas y seguras. Todo estaba amarrado. Nada podría ser arrastrado por el viento.
El hacendado entendió entonces lo que su empleado le había querido decir.
retornó a su cama para también dormir cuando el viento soplaba.