La mirada de los otros posiblemente también sea la mía.

30.11.05

flores


Contemplar las flores es sedante. No despiertan emociones ni conflictos.

Sigmund Freud

29.11.05

conocer


El sabio no se aflige de que los hombres no le reconozcan; se aflige de no reconocer a los hombres.

Confucio

28.11.05

artista


Un artista es alguien que produce cosas que la gente no necesita pero que él, por alguna razón, piensa que sería buena idea darles.

Andy Warhol

27.11.05

preguntarte


Adquiere el hábito de preguntarte: ¿ Qué está pasando dentro de mí en este momento? Esa pregunta te orientará en la dirección correcta. Pero no analices, simplemente observa. Enfoca tu atención hacia dentro. Siente la energía de la emoción.
Si no hay ninguna emoción presente, lleva la atencion más profundamente al campo energético de tu cuerpo. Es el pasadizo hacia el Ser.

Autor: Eckhart Tolle "Practicando el poder del ahora"

25.11.05

escoger


"Estoy dispuesto a dejar todo" dijo el príncipe al maestro. "Por favor, acépteme como discípulo".
"¿Cómo elige un hombre su camino?", preguntó el maestro.
" A través del sacrificio" respondió el príncipe. "Un camino que exige sacrificio es un camino verdadero".
El maestro tropezó con una estantería. Un jarrón valiosísimo se cayó y el príncipe se arrojó al suelo para agarrarlo. Cayó en mala posición y se rompió el brazo, pero consiguió salvar el jarrón.
"¿Cuál es el mayor sacrificio, ver estrellarse el jarrón o romperse el brazo para salvarlo?" Preguntó el maestro.
"No sé" respondió el príncipe.
"Entonces, ¿cómo quieres orientar tu elección hacia el sacrificio? El verdadero camino es elegido por nuestra capacidad de amarlo, no de sufrir por él".

24.11.05

busca el centro


Alguien pregunta a un maestro anciano:
-¿ Cómo haces tú, cuando ayudas a otros?

Muchas veces vienen a verte personas, pidiéndote consejo en asuntos de los que sólo conoces poco.
Pero después se encuentran mejor.

El maestro dice:

-No depende del conocer si uno se para en el camino y no quiere seguir adelante.
Porque el conocimiento busca seguridad donde se pide valor
y libertad donde la verdad ya no le deja elección.
Y así va dando vueltas.
El maestro, sin embargo,
resiste al pretexto y a la apariencia.
Busca el centro, y allí recogido, espera
-como uno que extiende las velas al viento-
por si acaso le alcanza una palabra eficaz.
El otro,
al acercarse a él,
lo encuentra allí donde él mismo tiene que llegar,
y la respuesta es para ambos.
Ambos son oyentes.

23.11.05

el asno y el camello



Un asno y un camello caminaban juntos. El camello se movía con pasos largos y pausados. El asno se movía impacientemente tropezándose de vez en cuando. Al fin el asno dijo a su compañero:
-¿Cómo es que me encuentro siempre con problemas, cayéndome y haciéndome rasguños en las patas, a pesar de que miro cuidadosamente al suelo mientras camino, mientras que tú que nunca pareces ser consciente de lo que te rodea, con tus ojos fijos en el horizonte, mantienes un paso tan rápido y fácil en apariencia?
Respondió el camello:
-Tu problema es que tus pasos son demasiados cortos y cuando has visto algo es demasiado tarde para corregir tus movimientos. Miras a tu alrededor y no evalúas lo que ves. Piensas que la prisa es velocidad, imaginas que mirando puedes ver, piensas que ver cerca es lo mismo que ver lejos. Supones que yo miro el horizonte, aunque en realidad sólo contemplo hacia el frente como modo de decidir qué hacer cuando lo lejano se convierta en cercano. También recuerdo lo que ha sucedido antes y así no necesito mirar hacia atrás y tropezar una vez más. De este modo lo que te parece confuso o difícil se vuelve claro y fácil.


Idries Shah El yo dominante

22.11.05

escalera


Estaba mirando en la televisión un reportaje sobre Ernest LLuch. Iban saliendo personas unas conocidas y otras no tanto glosando su persona. Los comentarios de unos y otros se iban intercalando...persona muy trabajadora, un estudioso, entusiasta... El reportaje iba transcurriendo dentro de los límites de una información seria y rigurosa.
Pero llegando al final pasa algo profundamente conmovedor. A una de las personas del reportaje le hacen una pregunta ( la pregunta no se oye) que se intuye sobre "el hechar en falta", y en aquel momento la figura de aquella persona, un hombre maduro con porte serio y circunspecto,
se descompone; en un segundo se le corta la voz, se le humedecen los ojos y al final contesta:
"...los pasos que oía cuando subía la escalera...su presencia".

21.11.05

búho


Me alegro de que haya búhos. Dejemos que ululen, aunque a los hombres les parezca un ruido idiota y maníaco. Es un sonido admirablemente adecuado para la media luz de pantanos y bosques a donde el dia no llega, y sugiere una naturaleza vasta y aún sin explotar que los hombres no han reconocido.

Autor: Henry Thoreau

19.11.05

camino


Cada camino es uno entre un millón.
Por ende, no hay que olvidar que un camino no es más que eso.
Si piensas que no debes seguirlo, no te quedes en él bajo ninguna circunstancia.
Un camino no es más que un camino.
Que lo abandones cuando tu corazón así te lo indique no significa ningún desaire a ti mismo ni a los demás.
Pero tu decisión de seguir esa senda o apartarte de ella no debe ser producto del temor ni de la ambición.
Te advierto: examina cada camino atentamente. Pruébalo tantas veces como te parezca necesario.
Luego hazte esta pregunta: ¿Tiene corazón este camino?
Todos los caminos son iguales, no llevan a ningún lado. Atraviesan la maleza, se internan o van por debajo de ella.
Si ese camino tienen corazón, entonces es bueno. De lo contrario, no te servirá de nada.

Autor: Castaneda "Las enseñanzas de Don Juan"

18.11.05

apropiado


Echa una mirada y di, "De todo lo que he oído hoy, hay algo que resulte apropiado para mí ?" Y si lo es, comienza a experimentar. Tómalo como una hipótesis, como una posibilidad, y luego comienza a experimentar. Di, "Bien, probaré un poco eso en mi vida, quizás en lugares en que me sienta seguro, no demasiado amenazantes". Y entonces, realiza pequeños experimentos y ve qué ocurre.

Autor: Paul Lowe.

16.11.05

cuerpo


En un pasaje del libro que estoy leyendo el autor acude a hacerse un masaje por un dolor en un costado de su cuerpo. En el momento que los masajistas tocan el sitio y le preguntan qué siente, a él le vienen a la mente varios tigres saliendo de una jaula y estos son los comentarios posteriores:
"Me fuí pensando que debía pasarme varias semanas por lo menos cavilando sobre aquella visita. Las sensaciones principales que me inspiraron los tigres eran coraje, fuerza y dominio de mí mismo, cualidades del corazón que seguramente necesitaba en aquel momento. Me pareció que no era su significado, sino su presencia, lo que me infundía confianza y fuerza"
Y más adelante comenta:
"Mis tigres, mucho después del "tratamiento", siguen siendo para mí fuente de maravilla y de visión interior. No han sido vencidos por ningún mensaje o siginificado particular que yo haya extraído de ellos...Aquellos tigres brillaban con sus franjas de color naranja y tenían cuerpos macizos y pesados...Yo no sé qué "significaban" los colores de los tigres, ni tampoco estoy seguro de lo que implicaba la fuerza de sus músculos. Parecía importante dejar que tuvieran su cuerpo, y en este proceso, por el hecho de que ellos de alguna manera habían sido creados por o a partir de mi imaginación, llegué a un estrecho acuerdo con mi propio cuerpo, sea lo que fuere."
Me ha encantado leer la frase "...no han sido vencidos por ningún mensaje o significado particular que yo haya extraído de ellos..." Es necesario y útil en multidud de ocasiones usar el análisis, la lógica, la dedución...pero tengo la sensación que en otras muchas usamos de estos instrumentos cuando lo más adecuado sería lo que propone el autor.
Autor: Thomas Moore "El cuidado del alma"

detenerse


Al día siguiente dijo el Maestro: Desgraciadamente, es más fácil viajar que detenerse". Los discípulos quisieron saber por qué. "Porque mientras viajas hacia una meta, puedes aferrarte a un sueño; pero cuando te detienes, tienes que hacer frente a la realidad" "Pero entonces, ¿cómo vamos a poder cambiar si no tenemos metas ni sueños?", preguntaron perplejos los discípulos. "Para que un cambio sea real, tiene que darse sin pretenderlo. Haced frente a la realidad y, sin quererlo, se producirá el cambio".

15.11.05

melancolía


A veces una persona llega a una sesión de terapia con ánimo sombrío y dice: " Hoy no debería haber venido. La semana que viene me sentiré mejor, y entonces podremos seguir". Pero yo me alegro de que haya venido, porque juntos oiremos sus pensamientos y percibiremos su alma de una manera que no es posible enlos estados de ánimo alegres. La melancolía proporciona al alma una oportunidad de expresar un aspecto de su naturaleza que es tan válido como cualquier otro, pero que ocultamos a causa del disgusto que nos causan su oscuridad y amargura.
Autor: Thomas Moore "El cuidado del alma"

14.11.05

oración gestáltica


Yo soy yo,
Tú eres tú
Tu haces lo Tuyo,
Yo hago lo Mío
Yo no vine a este mundo para vivirde acuerdo a tus expectativas
Tú no viniste a este mundo para vivirde acuerdo con mis expectativas
Yo hago mi vida,
Tú haces la tuya
Si coincidimos, será maravilloso
Si no, no hay nada que hacer.

Autor: Fritz Perls

13.11.05

aprender de la experiencia


Hay que tener cuidado de aprender de una experiencia solo la sabiduria que encierra, y nada mas. No sea que nos suceda lo que a la gata que se sento en una estufa caliente. El animal nunca volvio a sentarse en una estufa caliente, lo cual esta muy bien; pero tampoco volvio a sentarse en una estufa fria.
Mark Twain

12.11.05

sombra


Había un hombre que temía a su propia sombra y odiaba la huella de sus pasos.Trató de librarse de ellos corriendo ligero. Pero más levantaba sus pies, más huellas hacía, a pesar de que corría velozmente su sombra nunca lo dejaba. Aún creyendo que corría demasiado lento, aceleró su paso y corrió sin detenerse hasta que sus fuerzas se extenuaron y se desplomó muerto. No comprendía que si permanecía en las sombras podría haber perdido su sombra, y quedándose inmóvil hubiera dejado de hacer huellas.

"Los místicos taoístas"

11.11.05

escuela del hambre


Esta historia transcurre en el siglo XVII en Japón durante un periodo de hambre. Un campesino que no tenia con que alimentar a su familla se acuerda de la costumbre que promete una fuerte recompensa al que sea capaz de desafiar y vencer al maestro de una escuela de sable. Aunque no había tocado un arma en su vida, el campesino desafía al maestro mas famoso de la región. El día fijado, delante de un publico numeroso, los dos hombres se enfrentan. El campesino, sin mostrarse nada impresionado por la reputación de su adversario, lo espera a pie firme, mientras que el maestro de sable, estaba un poco turbado por tal determinación. ¿Que será este hombre?, piensa. Jamás ningún villano hubiera tenido el valor de desafiarme. ¿No será una trampa de mis enemigos?. El campesino, acuciado por el hambre, se adelanta resueltamente hacia su rival. El Maestro duda, desconcertado por la total ausencia de técnica de su adversario. Finalmente, retrocede movido por el miedo. Antes incluso del primer asalto, el maestro siente que será vencido. Baja su sable y dice: - Usted es el vencedor. Por primera vez en mi vida he sido abatido. Entre todas las escuelas de sable, la mía es la mas renombrada. Es conocida con el nombre de "La que en un solo gesto lleva diez mil golpes". ¿Puedo preguntarle, respetuosamente, el nombre de su escuela? - La escuela del hambre. -responde el campesino.

10.11.05

bendición irlandesa


Que el camino surja a tu encuentro,
que el viento sea siempre a tu espalda,
que el sol brille cálidamente sobre tu cara,
la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y,
hasta que nos encontremos de nuevo,
que Dios te guarezca en la palma de Su Mano.

9.11.05

maestro

Ningún hombre puede revelaros cosa alguna que no se encuentre ya medio aletargada en el albor de vuestro conocimiento. El maestro que camina a la sombra del templo, entre sus discípulos, no os hace partícipe de su sabiduría sino más bien de su fe y de su afecto. Si es en realidad sabio no os impedirá el acceso a la morada de su sabiduría, sino más bien os conducirá hasta el dintel de vuestra propia inteligencia. El astrónomo puede hablaros de su conocimiento del espacio, más no podrá ofrendaros ese conocimiento suyo. El músico podrá entonar con vosotros el ritmo que existe en todo espacio, pero lo que no podrá ofrendar es el oído que capta ese ritmo ni la voz que le acompaña. Y aquel que está versado en la ciencia de los números podrá hablaros de las regiones del peso y la medida, más no podrá conduciros hasta ellas. Porque la visión de un hombre no presta sus alas a ningún otro.

Autor: Kalhil Gibran "El profeta"

8.11.05

nada

¿Qué hacer cuando los recuerdos del pasado llenan nuestra mente? La respuesta es simple: nada. No los sigamos, los rechacemos o nos impliquemos en ellos. Observémolos tal como son. Veamos el recuerdo como recuerdo, el pensamiento como pensamiento; observémolos sin apegarnos a ellos. De este modo no nos veremos influenciados o condicionados por ellos, y gradualmente, a la vez debilitaremos el hábito de vivir en el pasado y oscurecer el presente con éste.

Autor: Dhiravamsa "La via del no apego"

6.11.05

nuevo amigo



A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: "¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?" Pero en cambio preguntan: "¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?" Solamente con estos detalles creen conocerle.

Autor: Antonie de Saint-Exupéry "El principito"

5.11.05

vacío

Treinta radios convergen en el centro
de una rueda,
pero es su vacío
lo que hace útil al carro.

Se moldea la arcilla para hacer la vasija,
pero de su vacío
depende el uso de la vasija.

Se abren puertas y ventanas
en los muros de una casa,
y es el vacío
lo que permite habitarla.

En el ser centramos nuestro interés,
pero del no-ser depende la utilidad.

Autor: Lao Tse "Tao Te King"

4.11.05

ciego

Caminando por la calle, de sopetón, se me acerca un niño de unos doce años y me dice: "Creo que hay alguien que necesita ayuda".
Desconcertada miro a mi alrededor y no observo nada anormal, esperaba encontrar a alguien gritando o por el suelo... intento escudriñar mejor y un poco lejos veo a una persona con un perro que va dando vueltas circulares sobre sí mismo y pienso que puede ser ella.
Nos vamos acercando los dos y al llegar más o menos a su altura veo que es una persona ciega que le está dando órdenes a su perro.
Se lo comento al niño que noto por su respuesta que ya sabía que era ciego y lo observo más detenidamente por si realmente la necesita. Estábamos al lado de un instituto y el hombre y el perro se acercaban a la entrada, les iba siguiendo a una pequeña distancia y al final con la duda de si se había equivocado de camino o no le cojo el brazo y se lo pregunto...pero justo en el momento que subía el primer peldaño y se estaba desequilibrando hacia adelante, parecía a punto de caerse... y él me contesta que iba hacia a la puerta.
Que curioso... el hombre en principio no necesitaba ayuda pero la sensación del chico parece que sirvió para que en un momento dónde pudiese haber caído alguna mano lo estuviese agarrando.

3.11.05

alma

Ya que tratamos de entender qué podría significar para nosotros
el cuidado del alma, quizás debamos tener presente el principio epicúreo de que las recompensas que buscamos pueden ser muy sencillas, y que tal vez las tengamos bajo las narices, incluso cuando estamos mirando las estrellas en busca de alguna revelación o perfección extraordinaria.

Autor: Thomas Moore "El cuidado del alma"

2.11.05

inquietante

Supongo que me pasa como a mucha gente; lees
hoy un pensamiento que te encaja, que parece que
lo han escrito a posta para tí en aquel momento que justo lo necesitas... es una sensación bonita.
Luego pasan los días y tropiezas con él otra vez
y puede pasar que ya no sea lo mismo.
Aunque al final lo aceptas o lo intentas de aceptar
tal y como pasa, a mí no deja de producirme una cierta inquietud... ¿ qué cosas pasaban, que escenario había dentro de uno para acoger las primeras palabras de una manera tan entusiasta y agradecida ... y que otro escenario tan diferente debía haber en la segunda ocasión?

1.11.05

cuerpo

Así que hay que tratar de ser cada vez más sensible con el cuerpo. Escúchalo; dice muchas cosas, pero estás tan orientado sólo a la cabeza que no lo escuchas. Cuando hay un conflicto entre tu mente y tu cuerpo, el cuerpo casi siempre tendrá la razón. Porque el cuerpo es natural, la mente es social; el cuerpo pertenece a la vasta naturaleza y la mente pertenece a la sociedad, tu sociedad específica, la generación y la época. El cuerpo tiene raíces profundas en la existencia y la mente sólo flota en la superfície. Pero siempre escuchamos a la mente, nunca al cuerpo. Debido a esa antigua costumbre se pierde el contacto.

Autor: Osho "Tónico para el alma"